Panamá inicio el proceso de la "nueva normalidad" con la apertura  de un grupo de empresas de servicio y el e-commerce, a fin de ir evaluando el comportamiento social y comercial en medio de la pandemia de COVID-19 y tras mantener indicadores sanitarios positivos.

Tallares de mecánica, repuestos, servicios técnico de limpieza y aires acondicionados, así como la venta de productos on line fueron los primeros en retomar sus funciones en Panamá, tras de 50 días de paralización de actividades.

“La nueva normalidad es un reto que el mundo entero y los panameños debemos enfrentar, se trata de la búsqueda de un equilibrio dentro de los aspectos de salud, sociales y económicos”, expresó el viceministro salud, Luis Francisco Sucre.

Como parte de las acciones que a diario emprende el MINSA para prevenir el contagio de COVID-19, se realizó un operativo sorpresa, liderado por la Dirección de Farmacias y Drogas, en varios puntos de la capital donde se vendían gel alcoholado, jabón antibacterial y desinfectantes en locales no autorizados, los cuales fueron decomisados.

Por otro lado, el MINSA procedió a la apertura de tres instalaciones tipo hospitales en la comarca Ngäbe Buglé, ello como respuesta a los índices de casos registrados en esta zona del país.

Por su parte, el Dr. Javier Nieto, epidemiólogo asesor del Ministerio de Salud informó que los menores afectados con la enfermedad de Kawasaki salieron negativos en la prueba del COVID-19.  Aclaró que está es una afección que causa inflamación (hinchazón y enrojecimiento) en los vasos sanguíneos de todo el cuerpo. Ocurre en tres etapas y la fiebre persistente suele ser el primer signo. Esta enfermedad afecta con mayor frecuencia a niños menores de 5 años.