Según las ultimas actualizaciones los informes muestran que en Panamá el 60% de los casos positivos de COVID-19 han superado la enfermedad. 

Más de la mitad de los pacientes contagiados con el nuevo Coronavirus en Panamá han logrado recuperarse, ya sea clínicamente o por pruebas de laboratorio, según las cifras oficiales del Ministerio de Salud.

De los 7,868 casos positivos por COVID-19 registrados hasta ayer en Panamá, 4,504 se han recuperado, lo que revela que casi el 60% de los contagiados han superado la enfermedad.

Hasta el jueves 7 de mayo, Panamá registra 3,618 pacientes recuperados clínicos y 886 por pruebas de laboratorio, para un total de 4,504. Con 137 casos nuevos y 225 fallecimientos.

Además, el número de recuperados sube rápidamente, ya que esta semana más de mil personas se han recuperado del COVID-19.

Las autoridades de salud mantienen un protocolo ajustado a los señalamientos de la Organización Mundial de la Salud y de la Organización Panamericana de Salud para declarar a los pacientes como recuperados por COVID-19.

Recuperación clínica es aquella en la que el paciente puede estar hasta 72 horas afebril y sin dificultad respiratoria. Esta recuperación puede ocurrir dos semanas luego de iniciados los síntomas.

Mientras, la recuperación molecular o por laboratorio se categoriza con la realización de una prueba PCR entre 7 y 10 días después de la primera prueba positiva, y se repite pasadas 24 horas. Los resultados de ambos análisis deben dar negativo para que el paciente sea declarado recuperado.

Panamá también registró esta semana un número reproductivo efectivo RT del virus por debajo de 1; sin embargo, las autoridades han reiterado el llamado a la población a mantener las medidas de lavado frecuente de manos con agua y jabón y el distanciamiento físico para controlar la pandemia y pasar a la siguiente fase de combate del virus.

Rodrigo De Antonio, miembro del Consejo Asesor del MINSA, dijo que además de las medidas de confinamiento que han aplicado las autoridades sanitarias y el cumplimiento de éstas por la mayoría de la población han reducido la velocidad de la transmisión del COVID-19. Este indicador subió de 16 a 20 días.

“Se bajó la velocidad, y eso nos ha dado tiempo para estar mejor preparados y tener mejores tratamientos que han permitido cambiar el curso de la enfermedad. En este momento, sin contar el Hospital Modular Panamá Solidario, estamos utilizando el 40% de la capacidad de cuidado intensivo y se dispone del 64% por ciento de ventiladores y eso nos da un margen de acción para evitar casos complicados”, añadió.

De Antonio explicó que apenas van 8 semanas de la epidemia, y “se espera que hasta que no se alcance una inmunidad de 60 a 70 por ciento no se va poder superar epidemia”. Manifestó que el control de la epidemia en Panamá ha evitado la cantidad de fallecimientos registrados en otros países y la saturación de los hospitales. A pesar de estos síntomas de alivio en respuesta al COVID-19 el gobierno decreta para este fin de semana (sábado y domingo) nuevamente la cuarentena absoluta. Fuentes: ANPanama y MINSA [cov2019historyc]