Ante incremento de casos de COVID-19

Panamá se encuentra en una encrucijada entre abrir el bloque 3 de operaciones para reactivar la economía y el incremento de casos diarios de COVID-19 que ya está por saturar las salas de cuidados intensivos de los diferentes hospitales.

"Frente al incremento sostenido en las últimas semanas en el número de casos COVID-19 positivos, el Ministerio de Salud (MINSA) apela a la conciencia y responsabilidad ciudadana para poder evitar la saturación del sistema sanitario del país", indicaron las autoridades de Salud.

La adecuación de salas para recluir pacientes positivos implica una reingeniería dentro de los hospitales públicos, que a través de la coordinación diaria entre MINSA y la Caja de Seguro Social (CSS), se viene fortaleciendo la dotación de camas, insumos, equipos esenciales y recurso humano para la atención de pacientes con COVID-19.

Sin embargo, sostienen las autoridades lo más importante es que la ciudadanía comprenda que el virus es mortal y que todas las acciones emprendidas por el Gobierno Nacional, solo buscan preservar el bien preciado de la vida, sin tener que llegar a escenarios parecidos a los acontecidos en otros países de la región.

La última información oficial sobre el COVID-19 en Panamá indica que hay 26,752 casos con 722 nuevos casos. Del total 10,820 se encuentran en aislamiento domiciliario, 615 hospitalizados en sala y 132 en Unidades de Cuidados Intensivos. A la fecha 521 personas han fallecido y 14,664 se han recuperado.

Frente a este escenario, esta semana se espera el anuncio de la reapertura del bloque 3 de actividades comerciales, luego de haber sido pospuesto por una semana. No obstante, las autoridades se encuentran analizando la situación para evitar un colapso del sistema sanitario.