Ante el constante avance de los casos de COVID-19 en Panamá, las autoridades se encuentran en alerta para vigilar la capacidad instalada de servicios médicos para atender a los pacientes en los distintos hospitales del país.

En este sentido el Ministerio de Salud (MINSA) instaló el Centro de Control Interhospitalario, coordinado entre la Caja de Seguro Social (CSS) y el Ministerio de Salud (MINSA).

Este centro tiene como objetivo hacer un análisis permanente de la capacidad instalada de los diferentes centros médicos del país para dar una atención más eficiente y facilitar el manejo de los mismos y llevar a la administración adecuada de cada uno de los hospitales.

Además, se pretende brindar información en tiempo real de la situación del país para poder organizar en caso, de ser necesario, la cobertura para la demanda creciente de pacientes del COVID-19.

A través de este centro se pretende reforzar de manera efectiva el sistema de salud nacional de ambas instituciones. Las autoridades de salud informaron que instalaron 15 camas en la UCI en el Hospital Integrado Panamá Solidario.

Al mismo tiempo se realizó una reunión en la Presidencia de la República del Consejo Consultivo con la Cámara de Comercio e Industrias y la Comisión Temática que conforman el equipo técnico asesor del MINSA. En este encuentro se evaluó la situación del país con respecto al COVID-19 y las acciones para el retorno a la nueva normalidad.

En Panamá se contabilizan 15,745 pacientes recuperados, 765 casos positivos nuevos, para un total de acumulado de 33,550, se han registrado 11 nuevas defunciones, que totalizan 631 acumuladas para una letalidad de 1.88%. Para esta fecha se realizaron 3,225 nuevas pruebas.

En aislamiento domiciliario se reportan 16,254 personas, de los cuales 15,590 se encuentran en casa y 664 en hoteles.  Los hospitalizados suman 890 y de ellos 744 se encuentran en sala y 146 en Unidad de Cuidados Intensivos.

[cov2019historyc]