La Asociación Panameña de Ejecutivos de Empresas (APEDE) aseguró que Panamá está bajo alerta roja con respecto a la ruta que está siguiendo para afrontar la crisis de salud y económica, después que se dio a conocer la nueva proyección del Producto Interno Bruto (PIB), de -6.5% anunciada por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

"Desde APEDE reiteramos nuestra preocupación por el impacto directo de este decrecimiento a la situación de pobreza y pobreza extrema de nuestro país, con proyecciones al día de hoy de 3% y 2% de incremento, respectivamente", sostiene el gremio en un comunicado.

Los ejecutivos aseguran que hemos llegado a un punto crítico donde, cada día de inacción o la aplicación de una estrategia inadecuada, agudiza la crisis y amenaza con afectar, aún más, la salud y vida de los panameños.

"Somos conscientes que la salud de todos es una prioridad, de allí el reto de implementar un plan de salud y económico viable, sostenible y sometido a un proceso de evaluación continua, que permita medir los resultados; enfocado a salvaguardar la salud y proteger los puestos de trabajo de los panameños", agregan. 

En relación a la salud, ha sido importante sumar a las asociaciones cívicas para abordar acciones de trazabilidad. Será clave que dicha iniciativa esté vinculada a protocolos de atención social y control a las personas de riesgo y vulnerables, que permita disminuir el contagio.

"Reiteramos la necesidad urgente de que el Gobierno Nacional haga los pagos correspondientes a sus proveedores, de forma pertinente y oportuna; el sector privado ha brindado apoyo y colaboración continua a las solicitudes hechas por las autoridades, por lo que es indispensable que se asuman las responsabilidades de pago contraídas con la debida diligencia y rapidez", sostuvo APEDE.

Desde la perspectiva de preservación del empleo, vemos con preocupación que la propuesta llevada a la Asamblea Nacional para promover una ley laboral, no recoge, lo expresado por ambos sectores y los acuerdos establecidos en la mesa tripartita económica laboral. La protección sostenible de la mayor cantidad de plazas de empleo se logrará solo con la supervivencia de las empresas, ya que sin fuentes de trabajo no habrán trabajadores, aseguran los empresarios.

La APEDE también dijo  que el Gobierno Nacional ha anunciado un Plan de Ayuda Financiera a las MIPYMES, el cual aplaudimos por ser un paso en la dirección correcta; pero se requiere definir de manera concreta  cómo se accesa  esa ayuda, entendiendo que es un estímulo temporal que por sí sólo no logrará reactivar la economía. Para ello se necesita la estructuración y ejecución disciplinada, gradual  y segura de la reapertura del sector productivo que permita proteger vidas, aumentar el consumo, y, sobre todo, crear  un ambiente de confianza que estimule nuevamente la inversión.

APEDE reitera su recomendación de convocar a los sectores público, empresarial, laboral y sociedad civil organizada para que, trabajando todos juntos, logremos un gran Pacto Nacional, que nos permita superar esta crisis sanitaria, social y económica.  Nuestra meta común es la reconstrucción de un mejor Panamá, concluyó el gremio.