La gran gran cantidad de personas bajo bloqueo o restricciones de movimiento, que ahora están trabajando y estudiando de forma remota, hace que sea mas fácil incurrir en la infodemia y ser víctima de ciberdelitos. 

En incontables oportunidades las personas reciben y comparten enormes cantidades de información, sin vigilar ni filtrar cuidadosamente dicho contenido. La Fundación Fundéu indica que el término infodemia, se usa para referirse a la sobreabundancia de información (alguna verídica y otra falsa) sobre un tema. Se vive en una epidemia de información, es decir, un exceso de información que dificulta discernir aquella que es correcta y relevante de la que es falsa o inapropiada.

El Instituto Panameño de Derecho y Nuevas Tecnologías (IPANDETEC) define a la ciberdelincuencia o los delitos en Internet, como un método de delinquir que atenta a la confidencialidad, integridad y disponibilidad de los sistemas informáticos, redes y datos, así como el uso fraudulento de los mismos.

El CSIRT Panamá (Equipo nacional de respuesta a incidentes de seguridad de la información) indica que las estafas han aumentado desde el inicio de la pandemia y según la empresa Fortinet Threat Intelligence Insider para América Latina, el primer semestre de 2020 incrementaron los intentos de atraer a víctimas desprevenidas para dirigirles a sitios maliciosos, hacer clic en enlaces peligrosos o persuadirlos de proporcionar información personal por teléfono bajo información engañosa sobre la pandemia de COVID-19.

En abril se registró el mayor volumen de campañas de phishing (captación de datos personales realizada de manera ilícita o fraudulenta) por correo electrónico relacionadas con COVID-19, con más de 4,250. El pico más alto se evidenció el 2 de abril, donde Fortinet informó de 330 campañas de phishing en todo el mundo. Los números han disminuido constantemente desde abril, con 3,590 en mayo y 2,841 en junio. La mayoría de los correos electrónicos tenían archivos maliciosos adjuntos .DOCX (el más alto) y .PDF, siendo los intentos de ransomware el adjunto más frecuente.

Los 655 millones de intentos de ciberataque entre enero y junio de 2020 en Panamá, se sumaron al total de 15,000 millones de intentos en América Latina y el Caribe, durante el mismo tiempo, según informes de la empresa Fortinet.

Para poder combatir estas situaciones de incomodidad y riesgo, es necesario ser más precavidos al momento de recibir y compartir información, debemos tomar medidas para asegurar nuestros dispositivos y redes domésticas. Algunos puntos a considerar serían:

- Realizar revisión periódica de herramientas de seguridad en todos nuestros equipos y siempre estar actualizados en estos temas.

- Poseer contraseñas robustas, largas y complejas.

- Usar mecanismos de encriptación, así como habilitar otros dispositivos de autenticación, como tokens, validación de imágenes (CAPTCHA), etc.

- Razonar antes de manipular información sospechosa o de compartir datos personales.

- Evitar el ingente reenvío de contenido irrelevante o desconocido.

- Verificar el autor del contenido informativo o el perfil de quien lo comparte.

- Si el contenido tiene errores ortográficos o incoherencias visuales, se aconseja desconfiar.

- Corroborar si la información ha sido publicada y validada por otros medios de comunicación fiables, esto permitirá confirmar si se está accediendo a contenido falso o verdadero, actual o caduco.

- Ser escéptico y no creer en todo lo que se comparte o lo que se encuentra en las redes de comunicación digital.

La conexión universal es el Internet, allí se puede acceder a diversos recursos de interés, no se debe ignorar que es como una puerta, tanto de entrada como de salida de información, la cual ingenuamente se puede estar abriendo a delincuentes.