Nacido como un problema NO NUESTRO, es un problema de CHINA decían, 

luego algunos vecinos, de todas maneras muy lejos de todos nosotros, los detalles de la propagación ya los conocen, el pan para periódicos, noticieros y videos violentos en YouTube y redes sociales que mostraba cómo maltrataban a las víctimas de COVID-19, la guerra comenzaba, grandes tesis y entrevistas tranquilizadoras de los vértices italianos: "estamos listos, tenemos un sistema de salud sólido, nunca nos sucederá, en caso de contagio estaremos listos, muy listos" ¡y miren lo que sucedió! Un buen día, llama a la puerta de los llamados "polentoni", en el corazón del norte, Mr COVID con la primera infección, primero oculta y luego de repente miles de víctimas, Italia, nuestra Italia entra en el CAOS, en el sur vieron la amenaza muy lejos, el sur que le grita al norte, como si tuviera la culpa (hace 100 años, el mismo error al contrario). Los que estamos en el extranjero, miles de cómo están? A sus familiares y amigos, algunos lamentablemente  recogen malas noticias, se empieza a percibir un escenario global evidente, que tarde o temprano también podría suceder en América, la Italia que entra en "guerra" contra Covid-19 nos muestra nuestro futuro cercano, quien se arriesga su vida en Primera línea , y quien con #yomequedoencasa #todoestarábien ,  conciertos, abrazos, aperitivos, fiestas a través del chat todo virtual, mientras tanto que todo esto nos parecía ridículo, aún nosotros acá podíamos andar en un mundo

REALMENTE NORMAL,

pero con el pensamiento dirigido a nuestros compatriotas. Pero COVID-19, llega con un vuelo desde España, primero con timidez y luego comienza a desatar su furia, Panamá toma medidas radicales y rápidas, nosotros también entramos a encontrarnos en una situación similar a la de nuestros italianos de Italia, pero adicional nos quitan vino y cerveza, hacemos la Pascua virtual juntos pero con la distancia social internacional, aperitivos, recetas, etc.

HOY

Nuestra visionaria Italia ya ha comenzado la apertura, la libertad, ya pasaron la

"fase familiar",

la fase 2 y la fase 2bis, los grandes atletas reprimidos podrán correr sin piedad por pocos km, esta experiencia pronto nos tocara a nosotros los: 

italianos de las Américas (y claro junto a todos los demás)

 arremangarse las mangas un poco más, se acerca el momento, para levantarse, la hibernación está por terminar: "Nosotros, italianos, hijos y nietos de las grandes guerras, siempre recordamos que tenemos una ventaja, recuerdo que cuando era niño había leído una carta vieja entre primos durante la gran guerra, mi abuela italiana en Abisinia (hoy Eritrea), El, el primo soldado italiano, que después de combatir luchó por sobrevivir como muchos otros escribió:

"prima M.C., me alegra que estés viva, no hubiera imaginado el horror tan de cerca, la comida es escasa, no hay trabajo, hay tantos enfermos, me he quedado hasta los huesos, pero no me siento desanimado, todavía tengo huesos y con los huesos puedo volver a hacer los músculos, y con los músculos puedo volver a trabajar y seguir ".

Este primo de mi abuela hizo una Hermosa familia, abrió una gran empresa en el sur de Italia que todavía da muchas plazas de trabajo, ¡y vivió mucho tiempo! ¡Esto no es un cuento de hadas, es historia, NUESTRA historia, casi todos estamos con la pancita en el sofá, con internet, aire acondicionado y comida!. Ciertamente lo podremos hacer!

¡No será fácil, pero tampoco imposible!