“Cerrar todo durante 2 semanas significaría bajar la curva para reanudar el seguimiento, mi preocupación sin embargo está relacionada con el hecho de que no todas las regiones están listas para las pruebas y el seguimiento. Tenemos que decidir si estamos dispuestos a aceptar una mayor restricción para bajar la curva, o si aceptamos tener un 2021 que siga con el stop&go”. Así se expresó Nino Cartabellotta, presidente de la Fundación Gimbe, sobre la petición de cierre general de Walter Ricciardi.

Sobre la alarma de la variante, para Cartabellotta “la única certeza razonable que proviene del mundo científico es que la variante inglesa es mucho más contagiosa que el virus tradicional. La otra cosa que está empezando a salir es que la variante sudafricana es más resistente a la vacuna de Astrazeneca, pero se necesita más confirmación. Más allá de la coincidencia con Ricciardi en una serie de ideas -continuó-, creo que su razonamiento está alineado con lo que publicamos antes del periodo navideño. La estrategia que ha asumido el gobierno es la de convivir con el virus, poniendo en marcha medidas para evitar la saturación hospitalaria. Este tipo de estrategia la podemos llevar hasta 2021, con paradas en función de la situación. Imaginar que la administración de la vacuna podría mejorar la situación es muy difícil, tanto por el momento como por las variantes desconocidas. El objetivo debe ser que el virus circule lo menos posible y no que se reduzca la carga de los hospitales, pero todos los países han optado por la segunda vía”. En cuanto a la campaña de vacunación, “debemos planificar una estrategia para controlar la pandemia con la progresión de la campaña de vacunación. Con la cantidad de vacunas que hemos recibido, la campaña se ha desarrollado bien hasta ahora, con el único inconveniente de que todavía hemos vacunado a unos pocos mayores de 80 años, porque se decidió vacunar primero a los trabajadores sanitarios antes que a las personas más frágiles. Pero el verdadero problema es el de los suministros”, concluyó Cartabellotta.