"Nos recordó también cómo están conectadas nuestras economías y cómo un mercado único que funcione plenamente es esencial para nuestra prosperidad y capacidad de actuar. El mercado único es una cuestión de oportunidades: permite a los consumidores obtener un valor por su dinero, a las empresas vender donde quieran en Europa y a la industria fortalecer su competitividad internacional". Este es uno de los pasajes del primer discurso sobre el Estado de la Unión pronunciado en la Eurocámara de Bruselas por la Presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, para quien lo que se abre debe ser "la década digital" para Europa. "Necesitamos un plan común para la Europa digital, con objetivos claramente definidos para 2030, en particular en las esferas de la conectividad, las competencias y los servicios públicos digitales. También necesitamos principios claros: el derecho a la privacidad y la conectividad, la libertad de expresión, la libre circulación de datos y la ciberseguridad, pero Europa debe liderar el camino en este ámbito, el sector de la tecnología digital, de lo contrario se verá obligada a alinearse con otros actores que establecerán estas normas para nosotros".

La pandemia ha puesto de relieve tanto la fragilidad del sistema mundial como la importancia de la cooperación para hacer frente a los desafíos colectivos: ante la crisis mundial, algunos optan por retirarse a sí mismos. Otros están trabajando activamente para desestabilizar el sistema. Europa elige tender la mano: nuestra visión del liderazgo no es una propaganda al servicio de nuestros intereses. No se trata de poner a Europa en primer lugar. Se trata más bien de ser los primeros en responder al llamamiento cuando sea necesario", dijo el Presidente de la Comisión Europea, quien recordó cómo durante la pandemia, las aeronaves europeas "entregaron miles de toneladas de equipo de protección en todo el mundo, desde el Sudán hasta Afganistán, Somalia y Venezuela". Ninguno de nosotros estará a salvo hasta que todos lo estemos, no importa dónde vivamos o lo que tengamos. La mejor manera de superar la emergencia es una vacuna asequible y segura. Von der Leyen recordó que "Al principio de la pandemia no había financiación, ni un marco global para el desarrollo de una vacuna contra el coronavirus, sólo una carrera para ser el primero en obtenerla. Fue entonces cuando la UE intervino para organizar una respuesta mundial. Junto con la sociedad civil, el G20, la OMS y otros socios, hemos reunido a más de 40 países para recaudar 16.000 millones de euros para financiar la investigación de vacunas, pruebas y tratamientos para todo el mundo, lo que demuestra el incomparable poder de movilización de la UE. Pero encontrar una vacuna no es suficiente. Debemos asegurarnos de que los ciudadanos europeos y los de todo el mundo tengan acceso a ella. La UE se unió al mecanismo mundial COVAX este mes y contribuyó con 400 millones de euros para que las vacunas seguras estén disponibles no sólo para quienes pueden pagarlas, sino para todos los que las necesitan. El nacionalismo de las vacunas pone vidas en riesgo. La cooperación en materia de vacunas los salva".

AYUDA A LOS ESTADOS PARA EL SALARIO MÍNIMO. En su primer discurso sobre el Estado de la Unión, Ursula Von der Leyen dijo que "La Comisión presentará una propuesta legislativa para ayudar a los Estados miembros a crear un marco para los salarios mínimos. Toda persona debe tener acceso a un salario mínimo, tanto en virtud de un convenio colectivo como de un salario mínimo legal. Soy un firme partidario de la negociación colectiva y la propuesta respetará plenamente las competencias y tradiciones nacionales. Hemos visto en muchos Estados miembros que un salario mínimo bien negociado garantiza el empleo y la equidad, tanto para los trabajadores como para las empresas que realmente los aprecian el salario mínimo funciona - y es hora de que el trabajo pague" que "para demasiadas personas, ya no sucede" porque "el dumping salarial destruye la dignidad del trabajo, penaliza al empresario que paga salarios decentes y distorsiona la competencia leal en el mercado único".

EL AÑO QUE VIENE EN LA CUMBRE MUNDIAL DE LA SALUD EN ITALIA. La Presidente de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, también subrayó la necesidad de "mejorar nuestra preparación y gestión de las crisis relacionadas con las amenazas transfronterizas para la salud". Como primer paso, propondremos reforzar el papel y los poderes de la Agencia Europea de Medicamentos y del ECDC, nuestro centro de prevención y control de enfermedades. En segundo lugar, crearemos una agencia para la investigación y el desarrollo biomédico avanzado a nivel europeo, como existe en los Estados Unidos. Este nuevo organismo apoyará nuestra capacidad y preparación para las amenazas y emergencias transfronterizas, ya sean naturales o intencionadas. Necesitamos reservas estratégicas para reducir la dependencia de nuestra cadena de suministro, especialmente de los productos farmacéuticos. En tercer lugar, es más evidente que nunca que tenemos que examinar la cuestión de las aptitudes para la salud. Y creo que es una tarea noble y urgente para la Conferencia sobre el futuro de Europa. Y cómo hemos experimentado una crisis global, debemos aprender de ella para todo el mundo. Por eso, junto con el Primer Ministro Conte y la Presidencia italiana del G20, convocaré una Cumbre Mundial de la Salud en Italia el año próximo".

37% FONDO DE RECUPERACIÓN EN LA LUCHA CONTRA EL CAMBIO CLIMÁTICO "Nuestro consumo actual de materias primas, energía, agua y alimentos, así como nuestro uso de la tierra no son sostenibles. Debemos tratar a la naturaleza de manera diferente; debemos cambiar la forma en que producimos y consumimos, vivimos y trabajamos, comemos y calentamos, viajamos y transportamos. Así que abordaremos todo, desde los productos químicos peligrosos hasta la deforestación y la contaminación. Este es uno de los pasajes del primer discurso sobre el Estado de la Unión pronunciado por la Presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, esta mañana en la Eurocámara. Con esto en mente, el plan de inversión de la Próxima Generación de la UE (el Fondo de Recuperación) "marcará una verdadera diferencia". "En primer lugar -explica van der Leyen- el 37% de la próxima generación de la UE irá directamente a los objetivos de nuestro Acuerdo Verde para Europa. Y me aseguraré de que las finanzas verdes también se muevan a un ritmo más alto. Somos el líder mundial en finanzas verdes y el mayor emisor de bonos verdes del mundo. Estamos abriendo nuevos horizontes en el desarrollo de un fuerte estándar de la UE para los bonos verdes. Y puedo anunciar hoy que nos fijaremos el objetivo de recaudar el 30% de los 750.000 millones de euros de la Próxima Generación de la UE a través de bonos verdes. En segundo lugar, NextGenerationEU debería invertir en los principales proyectos europeos de mayor impacto: hidrógeno, renovación y creación de 1 millón de estaciones de carga eléctrica".

"ESTAMOS CON EL PUEBLO BELARUSO". "Quiero decirlo alto y claro: la Unión Europea está del lado del pueblo belaruso. A todos nos conmueve el inmenso coraje de quienes se reunieron pacíficamente en la Plaza de la Independencia o participaron en la valiente marcha de las mujeres. Las elecciones que los llevaron a la plaza no fueron ni libres ni justas, y la forma brutal en que el gobierno reaccionó fue vergonzosa: los belarusos deben ser libres para decidir su propio futuro. No son sólo peones en un tablero de ajedrez", dijo la Presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, en su largo discurso ante la Eurocámara. "A los que apoyan el acercamiento a Rusia", añadió, "les digo que el envenenamiento de Alexei Navalny con un agente químico nervioso no es un acto aislado. Hemos visto este tipo de práctica en Georgia y Ucrania, Siria y Salisbury, sin mencionar la interferencia electoral en todo el mundo. Estas prácticas no cambian y no es un oleoducto el que las cambiará".