La banca de Panamá anunció nuevos criterios de operación a partir del 1 de julio, en especial para los créditos que se encuentran en moratoria, y cuyo plazo de exención de pago vence a final del mes de junio.

En un comunicado emitido hoy la Asociación Bancaria de Panamá (ABP) informó que desde el inicio de la emergencia nacional por el COVID-19, los bancos han trabajado juntos para implementar medidas voluntarias de alivio financiero de forma automática a los clientes afectados económicamente por las medidas de lucha contra la pandemia.

"Ese primer paquete de medidas, anunciadas en marzo, con efecto en abril, mayo y junio, ha beneficiado a más de 896 mil clientes a lo largo del país, tanto personas naturales, como empresas de distintos tamaños y de diversos sectores" dice el comunicado del gremio.

En este sentido informan que a partir del 1 de julio iniciará la segunda fase, que consiste en el apoyo de los bancos a la recuperación económica del país, enfocándose en la adecuación de los préstamos a la nueva realidad, fortalecer los canales digitales - banca en línea y sitios web- así como, continuar ofreciendo soluciones temporales a los clientes que han sido afectados por la pandemia.

Al respecto la ABP indicó que las soluciones temporales a partir del mes de julio tendrán un plazo de hasta 180 días y cada banco determinará, según las características del caso, el plazo correspondiente para cada cliente.

Además los bancos podrán revisar los términos y condiciones de los préstamos, incluyendo tarjetas de crédito, lo cual les permitirá pactar y otorgar períodos cortos de gracia prorrogables de acuerdo con el estado económico de cada cliente.

Y por último, cada banco tiene definidas sus propias medidas de solución y los requisitos necesarios para este proceso, actuando siempre en apego a lo que exige la ley y la solidaridad.

Los bancos hacen un llamado responsable a todos los clientes para que, a partir de este momento, contacten a su banco, por teléfono, banca en línea, o el medio a su alcance, para conversar sobre su situación y evaluar las soluciones temporales que podrían aplicarse.

"Todos los panameños tenemos un compromiso con la recuperación económica que todos necesitamos, por ello reiteramos nuestro llamado a la solidaridad de todas aquellas personas y empresas que tienen la posibilidad de cumplir con sus compromisos de todo tipo, incluyendo el pago de sus préstamos, a que lo hagan", indica la ABP.