Un saludo a todos los trabajadores que hoy a pesar de la difícil crisis sanitaria que atravesamos continúan a dar lo mejor de sí, desde sus casas o desde sus puestos de trabajo, arriesgandolo todo y contribuyendo para superar esta situación uniendo esfuerzos. Que tu trabajo siempre sea reconocido y que tus ganas de luchar nunca se agoten!



Hoy se celebra el Día Internacional del Trabajo y esta fecha tiene dos objetivos: uno conmemorar un evento que sucedió hace más de un siglo y por el otro busca incansablemente la reivindicación de los trabajadores en el mundo.


Fue en el año 1886 un día como hoy que en Estados Unidos se presentó una huelga de unos cuantos obreros anarquistas que tenían en ese entonces la osada idea de reclamar una jornada laboral de 8 horas. Esos mismos, tiempo después fueron ejecutados por hacer pública su protesta, pero en la revuelta hubo más muertos y muchos heridos. Sin embargo su lucha sigue siendo “recordada” cada año el primer día del mes de mayo.



Creo que para hacer válida esta celebración vale la pena reflexionar en qué situación se encuentran los trabajadores del mundo y de nuestro entorno particular. Cual es el camino recorrido desde entonces en materia de trabajo decente? No solo podemos citar las tasas de desempleo y la inestabilidad laboral, existen otras prácticas como el trabajo informal y el subempleo, que son realidades que no cuentan en las estadísticas: con salarios por debajo del mínimo, extensas jornadas y ningún beneficio social ni de salud. 



La verdad… no hay mucho para celebrar. Creo que la reivindicación del trabajo digno aun es materia pendiente en nuestra región!